Los lubricadores automáticos cumplen un rol importante en téminos de reducción de la
fricción en partes móviles de máquinas que giran a altas velocidades y están bajo cargas pesadas.
Estas unidades contienen un set de motor y engranajes controlados por un microprocesador,
permitiéndoles trabajar a alta presión. Seis velocidades de dosificación desde 15 días a 12 meses.
Los packs de grasa al igual que las baterías son reemplazables con una
disponibilidad de tipos de lubricantes para distintos propósitos.
Este tipo de de sistemas prolongan la vida útil de equipos rotativos y previenen derrames
y otros problemas debido a excesos de lubricación. Protegiendo el medio ambiente.
Estos sistemas representan un ahorro en los costos de mantenimiento y puestas en marcha.
Además, implica una reducción de la exposición de operarios en zonas de riesgo de accidentes.
IGSOL representante en Argentina de lubricadores Pulsarlube,
es una empresa dedicada exclusivamente a los sistemas de lubricación automática.